top of page

Sí, es posible apreciar el aceite de oliva con todos los sentidos

Se realizó la primera edición de cata de aceite de oliva en Mendoza.



“Muchos se sorprenden al saber que se realizan catas de aceite de oliva, pero lo cierto es

que este manjar puede disfrutarse perfectamente con los cinco sentidos”, inició explicando

Luis Baldini, dueño de Fontalba, la empresa familiar productora de aceite de oliva extra

virgen desde 2004, dando inicio a una cata apta no solo para expertos.


La cita fue en Victorina Coria, el conocido almacén y pulpería chacrence, donde

periodistas, food bloggers e influencers del mundo del vino y de la gastronomía aprendieron de la mano de esta empresa mitad sanjuanina mitad mendocina cómo catar un buen aceite de oliva.


Todas las variedades de Fontalba, listas para ser catadas


“Se trató de una una cata guiada donde se probaron tres varietales premiados. Un híbrido

perfecto de cata profesional y cata entre amigos, divertida y distendida”, contó Adriana

Huertas, también al frente de Fontalba. Y agregó: “Se destacaron los atributos de los

aceites, se vieron las notas de cata de cada aceite y la experiencia gustó mucho, solo

recibimos buenas críticas”.


Luis no solo guió la cata, sino que recordó la historia de la empresa y de los cortes. El

evento contó con la presencia del ingeniero en alimentos Diego Calderón, quien también

guió la cata aportando su expertise.


Muchos se asombraron al ver que es habitual utilizar un vaso de color oscuro, típicamente

azul, para la cata de este elixir, ya que así se evita que se aprecie claramente el color del

aceite para catarlo sin prejuicios.


Luego de calentar la copa entre las manos hasta que alcance la temperatura ideal se tapa

durante unos segundos para que se concentren los aromas. Luego, es el momento de

aspirar profundamente para asombrarnos que no solo estaremos apareciendo olivas, sino

también manzana y hierbas.


Y al fin llega el momento de probar el aceite. Baldini explicó a los presentes que para

valorar su intensidad, lo mejor es distribuirlo por toda la cavidad bucal, y lograr que la

recorra completamente. Las sensaciones gustativas más frecuentes son: dulce, amargo,

picante, verde, frutales y frutos secos.


Un broche de oro espectacular.


Pero la cata no fue solo para aprender, sino para disfrutar, por lo que llegó el momento de

apreciar esta delicia maridada de una envidiable gastronomía, aunque el broche de oro lo

aportó el postre.


“Los presentes son idóneos en el tema, así que hubo preguntas muy buenas. Lo más

divertido e interesante de todo fue cuando a la hora del postre, un budín de pan que no

llevaba aceite de oliva, alguien propuso: ‘Yo le voy a poner el bivarietal’. Así que todos lo

pusimos y quedó espectacular”, agregó Adri Huertas.


Más sobre Fontalba


Fontalba es una empresa familiar productora de aceite de oliva extra virgen desde 2004,

que se encuentra establecida en la provincia de San Juan en un predio de 32 hectáreas.

La empresa familiar, compuesta por mendocinos y sanjuaninos, ya va por la tercera

generación de olivicultores y ha sido premiada ya en cuatro oportunidades por su calidad.

Fontalba vende sus productos a todas partes del mundo desde su servicio e-commerce.



Quiénes estuvieron en la cata


Luis Baldini y Adriana Huertas, al frente de Fontalba.



La cita de cata fue en Victorina Coria, en Chacras de Coria.



Silvina Huertas, Adriana Huertas y Laura Rez Masud.



Muriel Del Barco y Verónica Kolton, CEOs de Kolton + Masses Press, agencia de

comunicación y diseño a cargo de la marca Fontalba.



Alicia Sisteró, Ana Saldaña, Federico Lancia y Oscar Pinco.


Ludmila Llaver, presente en la degustación.



En plena cata.



Etapa olfativa de la cata.

20 visualizaciones0 comentarios

Yorumlar


bottom of page